CONSIDERACIONES Y TÉCNICAS PARA DELEGAR

Primero, debemos estar consciente de que delegar es una gran fortaleza y una tremenda herramienta de trabajo, como leyeron en el post anterior, muchos son los miedos o “cuestionamientos” que nos ponemos al momento de delegar funciones.

El tiempo de inducción, de enseñar cómo te gusta que realicen tus trabajos, es tiempo invertido en confianza, respeto y calidad.

Delegar es establecer una jerarquía de prioridades de tus propias tareas y nosotros realizaremos todas aquellas que no es necesario que tu hagas.

Antes de contarte las dos técnicas, queremos que tengas en consideración los siguientes puntos.





Busca a una persona que sea de confianza

Si necesitas contratar a alguien nuevo, consigue referencias de la persona. Porque tener un equipo conformado por trabajadores confiables, capacitadas y responsables es fundamental al momento al momento de delegar tareas.

Define los objetivos y entrega la información suficiente

Completar una oración, sin saber el verbo, es imposible. Da espacio para ponerse creativo y desviarse de lo principal. Entrega siempre un panorama completo: los antecedentes, las tareas precisas a realizar y lo que pretendes obtener.

Involucrarnos en el proceso

Esto nos permite poder aplicar nuestros conocimientos para mejorar alguna parte del proceso.

Dedica tiempo al proceso de formación

Esta es una de las partes más importantes de realizar. Con tu explicación debe entender perfectamente qué hay que hacer y por qué le pides que lo haga.




TÉCNICAS PARA DELEGAR


Con estas dos técnicas que te explicaré a continuación, tendrás una visión de tu negocio mucho más estructurada y te aseguro de que perderás todos las dudas y los motivos que tenías y que explicamos en el artículo anterior.

- Tú 25%

Cuando delegas tareas y funciones, no pierdes autoridad sobre tu negocio. Todo lo contrario, también adquieres el poder de delegar y de cómo vas a controlar que todo esté en el orden que quieres. Para empezar con esta técnica, debes hacer lo siguiente:

  • Es una planilla Excel, anota todas las tareas que realizas durante la semana junto al tiempo que te lleva cada una. Esto te ayudará a cuantificar el tiempo que estás invirtiendo en funciones que no son imprescindibles que tu hagas.

  • De esta lista, debes elegir las tareas que son delegables y que suponen el 25% de tu tiempo. Probablemente, todas estas tareas estén absorbiendo más tiempo que el que crees. Esto te ayudará a evitar esa sensación de que dejas de trabajar cuando comienzas a delegar, como te comentaba en el apartado anterior.

  • Comienza a delegar esas tareas elegidas inmediatamente.

  • Para finalizar, en la misma planilla Excel, escribe qué harás durante ese tiempo que has recuperado. Considera tareas que sean de tu propia responsabilidad, como mejoras para tu negocio, planes nuevos, mejoras, estrategias y objetivos.

- El Famoso

Cada vez que tengas que hacer una factura, piensa en tu famoso favorito y pregúntate. ¿Brad Pitt (mi famoso favorito) hará sus facturas?

Así, aprenderás a entender la importancia de cada tarea que realizas. Con el tiempo, serás el primero en delegar todo lo que debes hacer, porque tu prioridad es ocuparte de tu negocio.


 

Nuestro compromiso es informar semanalmente los trabajos realizados, esto te da la confianza para seguir delegando y de saber que estamos utilizando muy bien tus recursos invertidos en MEC, Tu Asistente Virtual.

 

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo